Después de su accidente y de algunas enfermedades la vida de Frida seria prácticamente en cama, así que decidió no perder el tiempo y hacer algunos autorretratos, de esta manera mostrarnos como veía su vida o como en realidad la vivía.

Ella dice “cómo no voy a pintarme si es con quien mas estoy, en una cama y con un espejo encima todo el día me veo. Me pinto, porque soy la persona que mas conozco”.

   en este autorretrato nos muestra, vestida de lado izquierdo con ropa tipica de europa  y de lado derecho mexicana, los corazones conectados.

Poco después de su divorcio con Diego Rivera, Frida Kahlo pintó este cuadro “las dos Fridas”.

Los corazones de las dos mujeres están conectados uno al otro por una vena.

Frida desea así separar sus dos fridas, la tehuana y la europea que está perdiendo sangre.

se dice que en sus pinturas deja ver la religión en este autorretrato, se ve como el corazón de Jesús y María.

Este fue realizado en 1948, y fue su segundo autorretrato, aqui se muetra como la virgen de los dolores, por las tres lagrimas que recorren su rostro, los años de dolor  se han cobrado sus deudas,

Aqui aparece con un traje típico de Tehuana, el cual su esposo Diego amaba

tanto, ella pintaba la emocion exacta de sus emociones.

En este cuadro, Frida se pinta de frente par realzar su presencia, aquí muestra de nuevo su fe cristiana, y ha estirado la corona de espina para usarla como un collar, presentandonse como una mártir. las espinas que se encajan en su cuello, son el símbolo del dolor que aun siente por el divorcio de Diego. Colgado del collar hay un colibrí que con las alas abiertas representa la uniseja, en la cultura folklorica mexicana, buena suerte en el amor

el deseo perdidodo
en esta pintura ,FRIDA  nos mustra como vivio y sufrio su aborto natural,
de “DIEGUITO” nombre del hijo que iva a tener.